Septiembre – 2020

Columna de opinión

Columna de opinión

Para ULIS (Unidos, Libres, Iguales y Solidarios) los resultados de la cumbre europea del 18 al 21 de julio, de manera sucinta, son:

A) Una excelente noticia para la UE, sus ciudadanos y los que lo sigan siendo en el futuro. Suponen un enorme paso adelante, casi revolucionario (Eurobonos, Tesoro Europeo, etc…) en la construcción de Europa y de una Europa de los ciudadanos..

Debería ser una buena noticia para los españoles. En principio, recibirán nuestras instituciones más dinero y de mayor calidad que nunca.

B) Debería ser una buena noticia para los españoles. En principio, recibirán nuestras instituciones mucho más dinero que nunca, sin duda más de lo que sean técnicamente capaces de gastar; y de mayor calidad que nunca al intervenir mucho las instituciones europeas en su uso eficiente y bien orientado. Es una ocasión histórica única y crucial.

C) Debería ser una mala noticia para el Doctor Sánchez, no tanto porque supone un fracaso de su planteamiento de trabajar para sus particulares intereses políticos de mantener el Gobierno, sino porque las medidas que va a tener que tomar son directamente contradictorias con sus compromisos (recuerden la firma con Bildu), aunque sean muy buenas para el bien común español. De hecho, el único que puede desperdiciar la ocasión única para España es el Gobierno de España.

Debería ser una mala noticia para los separatistas y desguazadores de España, porque el reforzamiento de la UE, como conjunto de Estados nación gobernables, es potente.

D) Es una mala noticia para Podemos, ya que apuntala mucho la UE contra su modelo antisistema destructivo.

E) Debería ser una mala noticia para los separatistas y ‘desguazadores’ de España, porque el reforzamiento de la UE como conjunto de Estados nación gobernables, que son los receptores de las ayudas y los sistemas, es potente. Sin embargo, en España, según actúe el Gobierno de la nación, van a tener muchas posibilidades de reventar la oportunidad histórica y aumentar la desigualdad y el deterioro del Estado de Derecho.

Recomendamos que se espere dos años. En ese tiempo se verá si el Gobierno ha sido capaz de aprovechar la ocasión para restablecer una España de ciudadanos unidos, libres, iguales y solidarios.

Por eso, frente a pasillos de aplaudidores que dan grima y campañas del señor Redondo del tipo «Gracias Presidente», recomendamos que se espere, al menos, dos años. En ese tiempo sí se verá si el Gobierno de España ha sido capaz de aprovechar la ocasión, con las reformas indispensables, para restablecer una España de ciudadanos unidos, libres, iguales y solidarios (reforma de las autonomías, de la educación, de la justicia, del modelo energético, del modelo industrial, eliminación total de la ingobernabilidad, etc…) o si ha desperdiciado una ocasión que no se repetirá. Lo que sería un crimen poco aplaudible.